¿En qué puede ayudarte hoy?

Nuestro asistente virtual atenderá todas tus consultas

Tal vez estes buscando: un prestamo, hacer crecer tu dinero, proteger a tu familia.

Wilber Dongo, gerente de Negocios de la Caja Arequipa, considera que el Jefe de Estado debe dar señales claras de ser el único responsable del gobierno y de marcar distancia con personas que no han sido elegidas para asumir la conducción del país; salir a decir a todos los peruanos y al mundo que él es quien toma las decisiones para gestionar las políticas de gobierno. Considera que dicho mensaje transmitirá confianza al sector empresarial y al ciudadano de a pie.

—¿Cuál es su opinión sobre el escenario político y económico actual?

Han pasado casi 3 meses y no hay una propuesta del Presidente que señale el camino a seguir durante los cinco años que dura su gestión. Lo que hemos visto es la recomposición del primer gabinete ministerial, pero a pesar del tiempo transcurrido en ninguno de los ministerios se han dado políticas que indiquen al ciudadano hacía donde se va a ir.

Si bien la ratificación de Julio Velarde al frente del BCR es positivo y da confianza en que se velará para resguardar los fundamentos de las bases económicas, esto por si solo parece no ser suficiente para transmitir confianza al mercado económico nacional e internacional. Así lo demuestra las encuestas de expectativas empresariales que evidencian que el empresariado está escéptico e incluso con pensamientos pesimistas al percibir que la inversión privada decrecería en los próximos años. 

—La agencia calificadora de riesgo crediticio Standard & Poor’s (S&P) revisó y rebajó de estable a negativa la perspectiva de la calificación del Perú en cuanto a la deuda de largo plazo ¿esto era previsible considerando que un mes atrás Moody’s bajó la calificación crediticia del Perú?

Se ha bajado la perspectiva, todavía no la calificación, pero si no hacemos nada en materia de dar confianza a los mercados financieros, es el paso previo para rebajar la nota actual. Entonces es la forma que los agentes económicos le están dando un mensaje al Perú diciendo: no siento confianza, si no veo algún cambio en tu política económica o en la estabilidad jurídica te voy a bajar la nota.

De concretarse la baja de la calificación, las personas que tienen inversiones en el país van a mover su dinero a otro país que les ofrezca mayor seguridad y la economía se va a resentir mucho más.

—¿La rebaja a perspectiva negativa de Standard & Poor’s qué consecuencias podría tener en el sistema financiero?

Cualquier calificación que reduzca lo que el país hoy tiene, repercute negativamente porque al no dar seguridad y confianza en las inversiones, el efecto es el no ingreso de nuevos recursos financieros, y la situación se agrava porque también salen recursos que hoy se tiene en la economía nacional. La última información de parte del BCR nos indica que son más de 14 mil millones de dólares los que han sido retirados de sus ahorros por las familias en nuestro país para colocarlos en otros lugares que les den más seguridad. Entonces si nos bajan la nota va acelerar esta salida y vamos a tener menor liquidez en el mercado.

Aproximadamente hace un mes Moody’s rebajó su calificación crediticia del Perú, ahora en esa misma línea se aúna lo de Standard & Poor’s ¿considerando lo anterior qué podemos esperar para los próximos meses?  

Estamos observando que los efectos de tener un silencio en la gestión de política económica por parte del gobierno, que genera incertidumbre por no saber que reglas de juego se van a implementar, ya está afectando la estructura económica, tenemos una subida inusual pero ya sostenida del tipo de cambio que incide en mayores precios de bienes y servicios y por lo tanto mayor inflación (5.23% a septiembre), por lo que se ha visto obligado el Banco Central de Reserva a tener que elevar la tasa de referencia hasta en tres oportunidades en los últimos meses, llegando hasta el 1.5% luego de estar en 0.25%; claramente con esta tasa se pretende evitar que haya mayor circulación de dinero para controlar la inflación,  pero aún sin afectar una política monetaria expansiva, esto llevará que las tasas en las cuantas de ahorros se eleven y cuyo efecto será el tener un encarecimiento y mayor restricción en la oferta de los créditos. Posiblemente a inicios del próximo año las instituciones financieras comiencen a elegir con mayor cuidado a quién otorgarán sus créditos dejando de lado el retorno del crédito para preferir el perfil de riesgo del cliente de mayor seguridad en el cumplimiento de sus compromisos. Por lo tanto se complicará el acceso a crédito en un país que necesita impulsar el acceso financiero en toda la población, siendo los más afectados las Mypes por ser sujetos de créditos de mayor riesgo por el modelo de negocio que dirigen y el menor contexto regulatorio con que operan.

—¿Cuáles serían las señales que debería dar el gobierno para generar confianza a los inversionistas y a la población?

La primera medida, ha generado cierta estabilidad con la ratificación de Julio Velarde como presidente del BCR. Lo otro es algo que todo el mundo le pide, me refiero a indicar su propuesta de gestión. La campaña electoral terminó, el señor Pedro Castillo fue elegido como Jefe de Estado, pero no vemos su trabajo y tampoco en los ministerios, por el contrario se sigue nombrando a personas al frente de las carteras, cuyo perfil e historia profesional y personal es cuestionada, ello directamente genera enfrentamiento entre las fuerzas políticas y se da una pésima señal en la lucha contra la corrupción y sobretodo en el interés genuino de conducir a nuestro país con principios y valores que garanticen nuestro crecimiento y desarrollo.

El mensaje sigue siendo dual. En el Perú existe el presidente del partido (Perú Libre) que nombró al candidato Castillo y obtuvieron la victoria, pero quien gobierna el país no es el partido o sus partidarios, es el Presidente. La sociedad y los mercados internacionales están esperando que el presidente diga: “Soy el presidente del Perú, yo decido en mi gobierno. Daré estabilidad jurídica, empresarial a todas las inversiones que apuesten por este país” Ese es el primer mensaje que todos estamos esperando y que ayudará a reactivar la economía.

SISTEMA FINANCIERO

—¿En lo referido al sistema de cajas, considera que se ha sincerado las carteras luego del efecto de la pandemia o todavía hay margen?

Las entidades microfinancieras han sufrido un mayor impacto que el sector bancario, debido a que en promedio sus colocaciones están dirigidas en mayor proporción a las MYPES, además los recursos del Estado a través de los programas de fondos para reactivar la economía de las empresas otorgados el año pasado, no fue suficiente para las más de 7 millones de mypes que operaban antes del estado de emergencia; pese a ello los estados financieros a la fecha reflejan que en su mayoría están saliendo de esta difícil situación junto a sus clientes, por ello considero que   todavía hay margen para seguir apoyando a su saneamiento y la de su público objetivo. Hablando de las Cajas Municipales se ha dado un gran paso. Recordemos que a mayo del 2020 se reprogramaron 75% de sus carteras en promedio y hoy se tiene entre un 20 y 22 % de esa cartera. Se ha reducido la gran brecha y ese promedio de 20% para la mayoría de las entidades significa aún un alto riesgo potencial; van quedando los clientes afectados que no pueden cumplir con sus pagos, mientras los que lograron reactivarse dejaron de estar en dicha situación, favorecidos por el tipo de actividades que desarrollan y están cumpliendo con sus cuotas o ya han cancelado sus créditos.

Sobre si esta “sincerada” la cartera, por los períodos de gracia otorgados y la renovación de las reprogramaciones que cada entidad ha decidido ofrecer a sus clientes, es que todavía las microfinancieras están demorado en conocer la real situación económica de sus clientes, esta situación considero que llevará a que en el último trimestre se observe un mayor crecimiento en morosidad y generación de provisiones.

—Es evidente que las medidas en torno a frenar el avance de la pandemia afectaron más a las entidades microfinancieras…

Han golpeado más las entidades financieras que atendían a las economías más vulnerables: las mypes y a las personas con empleo, sub-empleo, autoempleo con menos ingresos. El impacto que se ha tenido está correlacionado con la demora de la ayuda del gobierno, tanto en la entrega de fondos y en el tiempo y características de reapertura de las actividades económicas que hasta hace pocos meses se mantenía con grandes restricciones de aforos y otros limitantes; no olvidemos que en la entrega de fondos del programa Reactiva, recién se efectivizaron para las Mypes luego de seis o siete meses de paralización de actividades, periodo donde las economías familiares fueron prácticamente destruidas.

Caja Arequipa vuelve a obtener indicadores pre-pandemia que la posiciona como la líder del sector.

El gerente de Negocios de Caja Arequipa, Wilber Dongo, afirmó que al mes de septiembre sus colocaciones mensuales superaron el monto de S/ 560 millones explicado en más de 55,000 créditos otorgados, un 75% de ellos a las Mypes; monto similar a los que se colocaban en los meses antes de llegar la pandemia.

No obstante Dongo, reconoce que, durante los últimos 18 meses, periodo de confinamiento severo por la pandemia, se creció en menor proporción por las propias características en que se gestionó, respetando las medidas que el gobierno emitió para el cuidado de la población. Sin embargo, el objetivo principal de apoyar a los clientes para salir de dicha situación con reprogramaciones personalizadas, nuevos créditos acordes con la capacidad de pago de sus actividades, asesoría y acompañamiento personal y familiar en aspectos de salud y cuidado personal, entre otros programas puestos en marcha, ha sido muy positivo por el agradecimiento que su público usuario viene mostrando hoy en sus actividades y compromisos. “Según los informes de gestión publicados por la SBS,  somos una o la entidad financiera en el sector, que presenta indicadores más sólidos y destacados en sus resultados, se tiene 320% de cobertura de provisiones sobre cartera vencida, gran parte de dicha cifra son provisiones voluntarias, al cierre de agosto se ha tenido más de mil millones de crecimiento anual en saldo de créditos, se ha reducido y luego contenido la morosidad alcanzando un ratio de 3.33%, se está creciendo en cada mes un 30% de clientes nuevos, se ha puesto en desarrollo aplicaciones digitales que permiten otorgar un crédito totalmente en línea, nuestras operaciones en canales alternativos hoy representan el 65%, entre otros indicadores que reflejan los avances obtenidos; pero pese a dichos logros, en todo el mundo se ha tenido un efecto de 2 años paralizados y que han servido como en el caso nuestro de encontrar oportunidades para transformarnos con el propósito de seguir dando experiencias memorables a nuestros clientes y generar su bienestar y progreso”, comentó.

Según Dongo, la recuperación de los indicadores similares a la prepandemia se explica por la gestión proactiva de Caja Arequipa al acercarse a sus clientes y otorgarles créditos sin esperar la ayuda del gobierno. Este ayuda formó parte de la campaña “Juntos contigo”.

Adicionalmente a los créditos se sumaron las reprogramaciones de corto plazo y personalizadas que realizó la entidad financiera. “Muchas entidades comenzaron a dar periodos de gracia de entre 6 y 12 meses, como la regulación lo permitía. Eso parecía que daba un respiro largo al cliente, pero, al contrario, al tener lejos los compromisos de pago dejaron de interactuar con sus clientes, conocer sus necesidades y saber como ayudarlos. Lo que pasó es que muchos clientes optaron por cerrar sus negocios”, afirmó.

“En cambio la practica de tener un mes o dos meses de gracia, era tener cercano al cliente y decir: necesitas un plazo más o necesitas un préstamo para salir de esto. De esa manera, conociendo la situación y necesidades de los clientes, se les planteó soluciones que ayudaron a los emprendedores a salir de su crisis. Los reactivamos con nuestros propios recursos”, finalizó Dongo.

Para el último trimestre del año, Caja Arequipa espera colocar mínimo S/ 1700 millones en créditos. Precisó que en octubre y noviembre esperan colocar S/ 600 millones en cada mes, mientras que S/ 500 millones en diciembre.

Fuente: DIARIO MICROFINANZAS

Productos PERSONAS

¿En qué puede ayudarte EVA hoy?

Nuestro asistente virtual atenderá todas tus consultas

Tal vez estes buscando: un prestamo, hacer crecer tu dinero, proteger a tu familia.