¿En qué puede ayudarte hoy?

Nuestro asistente virtual atenderá todas tus consultas

Tal vez estes buscando: un prestamo, hacer crecer tu dinero, proteger a tu familia.

Moodys advierte de riesgos al sistema financiero peruano por el lado del incremento de la morosidad ¿coincide con esta advertencia de la calificadora de riesgos?

Las clasificadoras de Riesgo, dentro del contexto del impacto de esta emergencia en las economías de todos los países, permanentemente están monitoreando los cambios en el riesgo de cada país  y también sus efectos en el sistema financiero, en algunos otros países de nuestro continente, incluso les han reducido su calificación; en el caso peruano tenemos una advertencia por la empresa Moodys, basada en la potencial morosidad que podría generarse en los meses siguientes; sin embargo el organismo regulador desde el inicio de la pandemia, emitió una serie de normas que han permitido a todas las entidades del sistema, adoptar distintas medidas, con el objetivo de fortalecer la solvencia de cada entidad, a fines de agosto podemos observar que el ratio de cobertura de riesgo de morosidad se ha incrementado a un promedio de 190%, estando antes de la emergencia aproximadamente en 140%, además se cuenta con más de 21 mil millones de soles en capital adicional en el sector bancario, para afrontar potenciales contingencias.

¿Luego de un tiempo de discrepancias, el Ejecutivo y el Legislativo trabajaron de la mano e impulsaron la ley de reprogramación de deudas con garantía estatal ¿qué opina sobre la norma? ¿Es suficiente para evitar se rompa la cadena de pagos y proteger la solvencia financiera de las entidades del sector?

Buscando apoyar a las personas naturales dependientes o con algún emprendimiento como fuente de ingreso de su familia, sectores que han sido los más golpeados en el sustento de la economía familiar; se ha emitido la Ley 31050 y el último domingo su reglamento RM 296-2020-EF.;  estas disposiciones que han sido elaboradas en forma conjunta entre el poder ejecutivo y legislativo, pretende que las entidades financieras se acojan al Programa de Garantías Covid-19 que el Estado ha puesto a disposición por un monto de 5,500 millones de soles, con la condición de facilitar nuevas reprogramaciones a las personas con deudas vigentes, con beneficios de reducción del costo actual del crédito mediante una menor tasa de interés, la condonación de una o varias cuotas en el cronograma de pagos; o la combinación de ambas; y la opción de congelamiento de hasta 90 días únicamente para clientes que contaban con calificación normal o CPP al cierre del mes de febrero.

El reglamento limita que solo pueden acceder aquellos deudores que tengan hasta 10 mil soles de deuda si se trata de créditos de consumo, de hasta 20 mil soles si es microcrédito, 50 mil soles en créditos vehiculares y hasta 250 mil soles en caso de créditos hipotecarios.

Según las estadísticas de la SBS en cuanto al número de deudores de todo el sistema financiero peruano al cierre del mes de agosto, nos refleja un total de 7 millones 175 mil clientes, en todos los tipos de créditos, cifra ya menor a la anunciada por los representantes del gobierno que difundieron que se pretendía llegar a más de 7.5 millones de beneficiarios con este programa. Con las condiciones y restricciones de acceso, considero que se llegará a un máximo de 2.5 millones de deudores, sin embargo, es importante precisar que las entidades financieras solo podrán activar la cobertura de la garantía (que va desde un 40% hasta 80% sobre el saldo pendiente de capital), siempre que el cliente haya pagado por lo menos un tercio de las cuotas reprogramadas bajo este programa.

¿Cómo está el sistema microfinanciero peruano? ¿A la fecha que nos dicen sus indicadores?

El sistema de microfinanzas peruano es reconocido internacionalmente por su desarrollo, su grado de solidez y gestión regulatoria que obliga a cumplir con todos los requerimientos exigidos a entidades del sector bancario. Entre Cajas Municipales, Cajas Rurales y Edpymes, se tiene cerca de 30 mil millones de soles en créditos, correspondiendo más del 83% de este total a las Cajas Municipales, se atiende a más de 2.7 millones de clientes en créditos, y se cuenta con más de 25 mil millones de depósitos del público; si sumamos al banco especializado del país, tenemos más de 40 mil millones de créditos en este sector.

Los datos mencionados nos dan una dimensión de la importancia alcanzada no solo en el sistema financiero, más bien en la inclusión financiera y social de cada región; en los últimos 5 años, las Cajas Municipales han permitido que accedan más de 2.5 millones de nuevos clientes con cuentas de ahorros, convirtiéndose en el principal sistema de bancarización según la información de inclusión financiera que la SBS publica semestralmente.

Al igual que el comportamiento del sector financiero en general, se ha procedido a generar provisiones de cartera voluntarias, pasando su ratio de cobertura de cartera atrasada de un promedio de 124% en agosto del 2019 a 160% a agosto del 2020, en caso de las Cajas municipales, y entre ellas con más del 200% como es el caso de Caja Arequipa; sin embargo se aprecia que existen distintas posiciones de este indicador y que algunas entidades ya venían con dificultades antes de esta pandemia. Adicionalmente se han capitalizado el 100% de las utilidades generadas en el período anterior, lo que refuerza su solidez y solvencia, las medidas adoptadas han tenido un efecto en las utilidades generadas con una reducción de más del 50% en promedio al mes de agosto frente a lo obtenido en el mismo periodo en el año anterior.

En julio la morosidad del sistema financiero era 3.02% y a finales de agosto subió ligeramente a 3.10%. Al terminarse en agosto el plazo de congelamiento de deudas que se otorgó entre marzo y abril, ¿podría incrementarse los niveles de morosidad?

Las disposiciones emitidas por el regulador, buscando no afectar la calificación del deudor en este estado de emergencia, cuyos primeros meses llevó a un cierre casi total de todas las actividades económicas; permitió que se generen reprogramaciones de las deudas, que en algunos casos incluso congeló una o más cuotas, sin afectar el monto original de cada cuota; favoreciendo al cliente pero afectando los ingresos programados de cada entidad o a disminuir el monto de cada cuota, entre otras opciones que se han realizado considerando la situación de cada cliente, han permitido que hasta el cierre del mes de agosto el ratio de morosidad se haya controlado, si sumamos que también desde el mes de marzo la SBS permitió congelar las deudas con más de 16 días de atraso al cierre del mes de febrero, se ha tenido resultados que no reflejan la situación real de la calidad de cartera en los estados financieros de cada entidad; muchas han actuado generando provisiones voluntarias para prevenir el daño real de cada crédito.

Es evidente que las medidas han afectado a todas las entidades, al no contar con ingresos percibidos reales y que las reprogramaciones que cada entidad ha definido, están permitiendo acumular ingresos devengados e incluso capitalizando estos intereses en una nueva deuda reprogramada, que se verán obligadas a revertir en los casos que se incumplan con estos compromisos y por lo tanto el reflejo de morosidad será mucho mayor en los próximos meses.

Desde el mes de setiembre se ha procedido a “descongelar” los créditos que tenían más de 16 días de atraso al cierre del mes de febrero, pero aún el uso de refinanciaciones en estos casos está permitiendo que se tenga una contención de morosidad temporal; cada entidad debe actuar con responsabilidad en el tratamiento de cada cliente y en la transparencia que exige la elaboración de sus reportes financieros. 

¿Dadas las normas emitidas para enfrentar esta crisis por el gobierno y la SBS, que recomendaciones podría hacer, para conservar la “salud” del sistema microfinanciero?

Todos somos conscientes de que nuestras vidas, actividades, hábitos, la forma de interactuar, desarrollar nuestro trabajo, estudiar; han cambiado radicalmente y nos hemos tenido que adaptar para salir adelante; igualmente las empresas se han visto obligadas a asumir cambios importantes en sus procesos para seguir atendiendo a sus clientes, la adopción de herramientas digitales tanto en la comunicación interna o externa (uso de videoconferencias o redes sociales), la oferta comunicacional y transaccional de nuestros productos y servicios se han  llevado a nuevos canales de atención, principalmente digital; la gran mayoría ha cumplido con sus objetivos de seguir operando en una convergencia de la forma tradicional anterior y la nueva forma, más tecnológica y digital, permitiendo su continuidad.

Sin embargo, considero que el objetivo de la mayoría ha sido adaptarse tecnológicamente, y pienso que eso es un error, sin haber hecho un análisis de su propósito institucional, modelo de negocio y su interés real en la satisfacción y experiencia del cliente; debemos hacernos siempre la pregunta ¿cómo queremos que nos recuerden después esta crisis?; la conexión emocional y humana que existirá entre los clientes y una entidad o marca, será el resultado de nuestras acciones de hoy; las personas no solo requieren de mayor acceso digital, nuevas APPs, primordialmente quieren saber que conocemos de su existencia, que son parte importante para nosotros; y que actuamos en base a sus necesidades y las de la sociedad en general.

La transformación digital que tiene un sinfín de definiciones y de expertos en su implementación, no es, ni será la razón de la existencia de una empresa; si no se pone al centro de las decisiones a los clientes, a las personas; debemos entender que no hay innovación sin personas, que debemos aprender a convivir con los cambios, porque los cambios siempre estarán; que nuestro modelo de negocio debe avanzar en lograr una interconexión con los clientes creando un verdadero ecosistema de servicios en línea, facilitando los accesos a los servicios con simplicidad, pero llevando a la hi-personalización de experiencias positivas en cada cliente.

 ¿Respecto a Caja Arequipa, cómo están los estados financieros de la empresa, cómo actuaron en este período?

La crisis ha afectado a todos, en Caja Arequipa desde el primer minuto del anuncio realizado por el Presidente; asumimos con mucha responsabilidad que debíamos enfocarnos en las personas; nuestro personal, clientes y población en general; adoptamos medidas inmediatas, congelando dos meses de deudas de los clientes, es decir manteniendo el monto de las cuotas sin ninguna variación ni costo adicional, luego implementamos el programa Juntos Contigo; que ha sido y es nuestro pilar de ayuda a los miles de clientes, primero con reprogramaciones personalizadas y luego inyectando capital de trabajo, con tasas y condiciones de plazo acordes con la realidad de cada cliente; desde julio lanzamos nuestra campaña Retoma tu Chamba, que ha permitido que más del 70% de clientes de Caja Arequipa hayan recibido apoyo directo de nuestra empresa para reactivar sus negocios.

Hoy las cifras de nuestros estados financieros al cierre del mes de setiembre muestran un crecimiento de 350 millones de soles en colocaciones frente al mes de diciembre del año anterior; sin embargo se ha definido en el Directorio y gerencia, un manejo prudencial de reconocimiento de utilidades, derivando gran parte de estas a provisiones voluntarias; contamos con la solvencia y liquidez por encima de los ratios que teníamos a inicios de esta pandemia, y confiamos que juntos con nuestros clientes saldremos adelante, fortaleciendo nuestra relación comercial.

  • ¿qué puede agregar, cuán importante ha sido la gestión de gobierno corporativo en este período?

Las crisis hacen posible conocer las capacidades y competencias que se cuenta como personas o empresas, las crisis también significan oportunidades; nos obliga a reinventarnos, a mejorar y descubrir nuevas formas de operar una actividad; debemos afrontar estas dificultades no como problemas, más bien como desafíos, donde todos tenemos que buscar superar este reto; quien juzgará como pudimos enfrentarlos, serán nuestros clientes, y nuestros grupos de interés.

Hace unos días Caja Arequipa ha sido reconocida por una importante organización internacional como la Primera Microfinanciera en el Perú con mayor Reputación Corporativa; y entre las 5 principales entidades del sector financiero del país; logro que hemos tomado con mucha humildad y que nos alienta a seguir trabajando con valores y principios institucionales sólidos, que nos permite ser la guía de nuestras acciones, que sean parte de nuestro comportamiento,  haciendo que se tenga una cultura única e inimitable; buscando dejar huella en la vida de las personas, dando sentido a sus sueños y objetivos.

Más allá de los objetivos institucionales de un buen gobierno corporativo, velando por un adecuado funcionamiento de los órganos de gobierno, mejora permanente del control interno, entre otros; las empresas como organismos vivos, son el resultado del compromiso y actuación de las personas (colaboradores) para servir a personas (clientes), basada en la confianza, responsabilidades y actuar transparente; cuando se tenga como objetivo principal dicha misión, no solo las empresas sino toda la sociedad podrá seguir desarrollándose.

Productos PERSONAS

¿En qué puede ayudarte EVA hoy?

Nuestro asistente virtual atenderá todas tus consultas

Tal vez estes buscando: un prestamo, hacer crecer tu dinero, proteger a tu familia.